En cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos en relación a los datos de carácter personal que haya proporcionado o pueda proporcionar a Ketambe.es y/o D.Salvador Álvarez Gumiel, le informamos que el responsable del tratamiento es D. Salvador Álvarez Gumiel, con DNI 50217995W y con domicilio en C/Bronce 10. Portal A 2D (C.P 28045, Madrid).Las finalidades del tratamiento de los datos pueden ser, según los casos: Gestión de clientes y de encargos de asesoramiento y defensa jurídica; Gestión económico-fiscal; Gestión de blog y página web; Gestión de recursos humanos; Gestión de derechos y obligaciones RGPD.

Si necesita más información sobre el tratamiento de datos de carácter personal puede solicitárnosla, escribiéndonos a info@ketambe.es. Como interesado tiene los derechos a acceder, rectificar y suprimir los datos, solicitar la portabilidad de los mismos, y si procede, oponerse al tratamiento y solicitar la limitación de éste, los cuales puede ejercer por correo electrónico en info@ketambe.es.

Declaración de protección de datos

La protección de datos es especialmente importante para la dirección de Ketambe. En principio, el sitio web puede ser utilizado sin tener que proporcionar ningún dato personal. El tratamiento de datos personales facilitados, como el nombre, la dirección, la dirección de correo electrónico o el número de teléfono de la persona a la que se refieren los datos, se realiza siempre de conformidad con el Reglamento básico de protección de datos y con la normativa de protección de datos específica de cada país. Mediante esta declaración de protección de datos, nuestra empresa desea informar al público el alcance y finalidad de los datos personales recogidos, utilizados y procesados por nosotros. Además, los interesados serán informados de sus derechos a través de la presente declaración de protección de datos. 

Ketambe ha implementado numerosas medidas técnicas y organizativas para asegurar que los datos personales procesados en este sitio web estén protegidos en la medida de lo posible. No obstante, no se puede garantizar una protección absoluta. Por esta razón, cada persona afectada es libre de enviarnos sus datos personales por medios alternativos, por ejemplo por teléfono.